Tópico 4

  • F. Valdez-De Jesús Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, Área Académica de Ciencias de la Tierra y Materiales,
  • V. E. Reyes-Cruz Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, Área Académica de Ciencias de la Tierra y Materiales,
  • J. A. Cobos-Murcia Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Depto. de Cátedras, Ciudad de México
  • M. A. Veloz-Rodríguez Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, Área Académica de Ciencias de la Tierra y Materiales,
  • G. Urbano-Reyes Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, Área Académica de Ciencias de la Tierra y Materiales,
  • F. J. Barraza-Navarro Centro de Tecnología dedicado a la investigación, diseño e innovación tecnológica, Áreas Metalmecánica, Metalúrgica y Electrónica, Ciudad Sahagún

Resumen

En gran parte de las empresas de galvanoplastia debido a la demanda y el tiempo de los procesos, es
muy complicado realizar un estudio a nivel piloto para controlar las variables que determinan la
cantidad y calidad de los depósitos. Por lo tanto, en este trabajo se presenta un estudio para determinar
las condiciones de corriente y potencial, así como evaluar algunos tipos de agitación para controlar la
calidad de los depósitos, utilizando soluciones electrolíticas de la industria.  Se utilizó una celda
electrolítica típica con capacidad de 72 L conectada a una fuente de poder, como ánodos se usaron
placas de latón y como cátodo se utilizó una lámina de acero inoxidable 304, utilizando un multímetro
para registrar la corriente y el potencial durante el electrodepósito. La agitación de la solución
electrolítica se controló de tres formas: flujo de aire, propela y utilizando propela con un equipo
sonotrodo. Los resultados mostraron que el codepósito de Cu-Zn (latonado) ocurre en un intervalo de
corriente entre 0.35 a 0.37 A y un voltaje de -0.35 0 -0.42 V, para evitar la evolución de hidrógeno o
que únicamente se deposite cobre. También se determinó que el tipo de agitación donde se controla
mejor el depósito fue con la propela y el equipo sonotrodo juntos. Mientras que, de las tres formas
diferentes de agitación, la que mejor dio resultado fue la agitación con el sonotrodo junto con la
propela, que evita una pasivación de la superficie de los ánodos por la posible formación de óxidos,
obteniendo además un flujo más controlado de los iones del ánodo hacia el cátodo.

Publicado
2017-10-16