"Arte mukimono, tallado en sandía"

  • Alejandra Ávila Cid

Resumen

Desde hace siglos se practica en Japón el arte llamado mukimono, que consiste en tallar y realizar diversos cortes en frutas y verduras para convertirlas en flores o animales exóticos para decorar sofisticadamente y con gran exquisitez la comida. 
La sandía es uno de los frutos más recurridos en el tallado de esté arte ya que brinda diversidad de colores, se encuentra en diferentes tamaños y su firmeza la convierte en un producto noble para el trabajo. 
Esta práctica analiza la composición de colores, rigidez de cáscara, estabilidad de pulpa y distancia a la que se encuentran las semillas de la sandía, con estas bases el practicante puede sentirse seguro para quitar cáscara, formar bases, introducir el cuchillo sin perforar la fruta y formar una bella escultura, además de introducir al alumno en los tallados representativos de la técnica tailandesa en complemento al arte Kaishiki. 
El Arte Kaishiki, es la técnica de destreza para el manejo de cuchillos. La gran mayoría de los diseños que se hacen con gubias se puede lograr con cuchillería, esto le da un toque especial y de mayor valor pues muestra las destrezas y habilidades de quien lo practica debido a que las gubias son puntas metálicas con diseños que facilitan el trabajo y reducen el tiempo de realización de una escultura, no se demerita el trabajo con estas herramientas pues su correcto uso y elección de cada una de ellas también tiene técnica para construir una bella escultura. 
Por su parte el templete en mukimono es utilizado como una de las herramientas más recurridas de este arte ya que permite plasmar a detalle cada fragmento de alguna imagen, logo, diseño o dibujo que uno desee. 
El practicante puede hacer una impresión que se ajuste al tamaño de la fruta que se esté trabando, también puede ser un diseño de autoría propia, o bien, una plantilla prediseñada y plastificada. 
Usualmente este tipo de trabajo se elabora con sandías debido a la variedad de color que esta fruta brinda; comúnmente el templete se adhiere a la fruta (sobre la cáscara) y se copia cada línea de la imagen haciendo marcas con la punta del cuchillo. Cabe mencionar que la piel de la sandía puede adquirir diferentes tonalidades de verde, de aquel que va del verde intenso de la piel a uno muy claro, casi blanco, logrando así más tonos de color. 
Una pieza elaborada con esta técnica no termina cuando se ha plasmado la imagen, después de haberla copiado se debe resaltar exponiendo alrededor de la figura un poco del color rojo propio de la pulpa de la sandía de lo contrario la imagen se verá monocromática; la parte que quedo expuesta de pulpa puede dejarse lisa, con líneas paralelas, con líneas que formen un enrejado o algún aspecto floral.
Esta herramienta es empleada principalmente para hacer complejos diseños que usualmente se repiten alrededor de todo el producto con el que se esté trabajando, sin que éstos varíen su tamaño o forma.

Publicado
2015-06-05
##submission.howToCite##
ÁVILA CID, Alejandra. "Arte mukimono, tallado en sandía". Boletín Científico de las Ciencias Económico Administrativas del ICEA, [S.l.], v. 3, n. 6, jun. 2015. ISSN 2007-4913. Disponible en: <https://repository.uaeh.edu.mx/revistas/index.php/icea/article/view/169>. Fecha de acceso: 15 dic. 2017

##plugins.generic.recommendByAuthor.heading##

##plugins.generic.recommendByAuthor.noMetric##